Est Immanens. AU.

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

 

El sonido de los cascos de los caballos al galopar y el rodar de las ruedas del carruaje era lo que  rompía el silencio en que se encontraban sumergidos bajo la atmósfera pesada que les rodeaba a causa el semblante molesto del joven heredero de la casa Arkanos mientras observaba fijamente un punto a través de la ventana como si quisiese de un brinco abandonar el lugar. Seguramente lo deseaba, seguramente lo había sopesado desde hacía meses atrás, el huir de ese matrimonio arreglado con un príncipe pomposo de quien nada conocía pues las tradiciones les prohibieron hacerlo, dejando así el único vínculo con el príncipe a lo dicho en los rumores de las cortes que profesaban que él jamás abandonaba su castillo.

De gran ayuda el rumor ha de ser, pensaba para sí mismo mientras el desconocimiento le hacía divagar sobre la apariencia de su prometido pues bien podría ser un fenómeno jorobado, sin dientes y con la piel cayéndosele. El semblante del joven se endureció aún más ante ese pensamiento.

-“Mi lord, hemos llegado” –La voz temblorosa de su escudero le saco de sus pensamiento. Milo recorrió con la mirada el nuevo panorama del cual formaría parte, emitió un largo suspiro mientras se adentraban en la ciudadela del castillo, estaba muy lejos de su hogar: el clima helado era una prueba de ello, estaba muy lejos de volver a Antaria, la espada que le fue entregada y enfundada, la empuñaba en su mano era prueba de ello, estaba muy lejos de su antigua vida, la ceremonia que se celebraría era prueba de ello.

El carruaje se detuvo frente a las puertas del gran monasterio donde se celebraría la adelfopoiesis, la parte meridional del continente, en ese nuevo lugar el término correcto sería “Boda de semejanza”.

-          “Lord Milo. Heredero de la casa Arkanos de Antaria.” – Anunció el vocero. El joven heredero acomodó su semblante para mostrar su mejor ceño de superioridad y apatía, la puerta del carruaje se abrió y con la espada enfundada firmemente ajustada a su cintura, descendió. 

Enmarcado por zonas boscosas y colinas adornadas con las capas de la blanca nieve que recientemente descendía de los cielos, se encontraba el monasterio, parte de los dominios de una gran fortaleza cuya apariencia frágil y cristalina podía confundir fácilmente a todo aquel que tuviese intenciones de ataque. Aquel era el castillo de la familia Sadaalsud, aquella de barreras impenetrables y secretos guardados. Era el lugar de las tierras nevadas, donde el sol reservaba consciente, la decisión de no entrar bajo los dominios impenetrables de los hijos del invierno.

Una numerosa corte silenciosa de rostros de aspecto serio esperaban en cada lado a las afueras del recinto sagrado, cuyas puertas se abrieron, permitiendo el paso de monjes tan discretos como la corte misma. Los mismos se ubicaron en dos filas, inclinando sus cabezas ante un hombre joven que tardó en aparecer. Uno de cabellos verdes y fría pero calmada y gentil apariencia, en cuyos ojos violetas reflejaba comprensión pero a la vez noción por sus deberes espirituales

-Lord Milo, Heredero de la casa Arkanos de Antaria. Enhorabuena esperábamos su solemne presencia -Habló con educación el hombre cuya túnica, similar a la de los monjes, denotaba su posición de nobleza -Presento ante usted mis respetos. Lord Degel, Duque de Krest, perteneciente a la casa Saadalsud. Es mi deber como primer consejero y hermano de su majestad, el heredero principal de la casa Sadaalsud, custodiar el arribo de su futuro consorte, así como de servirle de apoyo para lo que sea menester.- Giró sobre sus talones, mirando de reojo al joven. -Sírvase de acompañarme, para proceder con los preparativos pertinentes a su arribo -Pronunció al mismo tiempo que comenzaba con la marcha. 

La magnificencia del lugar le asombro la mirada y los sentidos, nunca antes le había conocido pero a la fortaleza de Sadaalsud le envolvía una elegancia mística que asombraba al heredero de Antaria con cada paso y desvió de su vista, con su mirada azulada observaba atento cada rincón, cada pared, cada detalle de la infraestructura que le rodeaba, no pudo evitar comparar aquel nuevo lugar con su antiguo hogar.

No se permitió salir de su ensimismamiento hasta el momento en que se vio reflejado en los ojos violetas del joven frente a él, su reflejo le regreso a su otra faceta  para mostrarse como había decidido hacerlo; inmutable. Milo cabeceo como saludo, en su gesto se mostraba la molestia que sentía escondida tras una apática seriedad y un semblante altivo.

- No me sorprende -Comentó más para sí mismo que para el otro mientras seguía de cerca sus pasos- sin el afán de ofender pero es un poco llamativo que para resolver sus asuntos mi “futuro consorte” –arrastró las palabras- necesite una… ¿nodriza? –Preguntó cínica e irritablemente mientras el joven duque de Krest le encaminaba.

 Una idea no tan fugaz de su memoria asaltó a su mente como recordatorio de una duda encarnada en su cabeza. De las pocas cosas que sabía sobre su prometido y ahora, al presentarse el duque de Krest había podido comprobar de mano propia, era que tenía un hermano mayor, precisamente el hombre frente a él. Detalle curioso pues las tradiciones comunes lo dictarían a él como heredero.

Milo, certero y mortal con sus palabras se animó a continuar para preguntar-; ¿No es un poco irritable el tener que serlo cuando se es el hermano mayor y debiese ser el heredero?

camus-du-verseau

El joven duque detuvo sus pasos al escuchar al otro hablar. Sin duda, ese era el joven heredero de Antaria, cuya personalidad orgullosa y arrogante le hacia bien conocido, una personalidad digna de un rey guerrero, el que portaba la joya mas valiosa de su casa, aquella que era su deber proteger.

Miró de reojo al chico. Sintió algo de pena. Lejos de sus orígenes, se encontraba solo en una nueva corte, formando parte de una familia de la que desconocía sus tradiciones. Sabia que los próximos días no serian fáciles para el, y su adaptación requeriría algo de tiempo y paciencia.

-El termino “Consejero Principal” y Mano Derecha es el adecuado para nuestras tradiciones -Respondió con firmeza -Las mismas indican que el primogénito será el asesor principal del regente, algo que requiere la sabiduría y la experiencia de los mayores. -Agregó, para luego girar su cuerpo para quedar frente a su futuro hermano político -Asimismo, su futuro consorte se encuentra realizando sus propios preparativos inherentes a la ceremonia, como lo dictan las costumbres de la casa a la que usted a partir de ahora formará parte. -Regresó a su posición anterior y continuó caminando

-Como tal, usted también debe comenzar con los suyos. Serviré como su guía a partir de ahora -Se detuvo frente a una enorme puerta de brocados dorados y plateados, donde la flor de Lis predominaba entre los ornamentos que delataban la importancia de ese recinto. 

-Hemos llegado. Por favor, sírvase de ingresar -Nuevamente firme, pero paciente, Degel miró al muchacho.

milo-scorpion

Ice Bucket Challenge FAIL

(Fuente: facebook.com)

hace 23 horas |  via |  source | 144
camus-du-verseau asked:
[text] Make sure you’re alone- I don’t want anyone else seeing what I’m about to sent you.

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

 El celular que frente a el reposaba sobre la mesa le aviso del mensaje recibido; lo leyó despistadamente y controló la sonrisa que amenazaba con formarse en sus labios. Se puso de pie e informó a sus compañeros que regresaba en unos momentos. Dio media vuelta y mientras se alejaba de ahí presionó las teclas táctiles para escribir -;

[TEXT]: Perímetro asegurado.

[Text]: Antes de enviarlo, te indicaré las siguientes instrucciones:

1. No mostraras esto a nadie. Es sumamente personal

2. Quiero que me envíes algo a cambio

Tras enviar aquel mensaje, depositó el teléfono en su escritorio, y pese a que su mirada se encontraba fija en los documentos que su mano sostenía, se encontraba a la espera de una respuesta satisfactoria ante su propuesta al otro

Sonrió nasalmente al leer la respuesta del otro, la curiosidad le emocionaba.

[TEXT]: El primer punto está acordado. Respecto al segundo punto; ¿Quieres que te envié un chiste o prefieres algo en específico personal?   

Sonrió contento con la aceptación implícita en la irreverencia de su respuesta.

El intervalo entre el mensaje enviado y el recibido fue relativamente corto. Al parecer alimentaba la curiosidad de Milo y eso se hacia satisfactorio para el en cierto punto. Por lo que decidió, estableció el otro punto

[Text]: Escribe lo primero que venga a tu mente en cuanto veas lo que enviaré. Puede ser una palabra o un deseo. Pero usa bien tus palabras, porque pueden hacerse realidad.

[Text:] Gran genio del la lámpara celular mágico, acepto tus términos.

Escribió como respuesta intentando esconder entre bromas la emoción y curiosidad que le causaba tanto enigma de parte del francés.

Al recibir la respuesta inmediata, hizo los ajustes para enviar aquella imagen. Le tomó un par de segundos cargarla, enviándola al otro sin contratiempos

[Mensaje Multimedia]

image

Source

Inmediatamente de enviar aquel mensaje multimedia, Camus envió un mensaje de texto

[Text]: Acabo de enviarlo. Dime si lo recibiste.

Miró la foto sorprendido, con la mirada la barrio atento mientras una sonrisa lasciva se formaba en su rostro. Suspiró pensando que contestar y pasó una mano por su cabello, la sonrisa jamás se borró de su rostro mientras escribía.-;

[TEXT]: Pensé en dos cosas, la primera; ¿Quién te tomó la foto?, la segunda; ¿Recuerdas que mi hobbie es la fotografía?, deberías posar para mi alguna vez. 

Sonrió al leer el mensaje que había escrito el otro en respuesta a la fotografía enviada. Imaginaba su reacción en el momento de recibirla, pero no pensó que el otro le haría tal petición, una en la que nunca se imagino, pero que no resultaba ajena a el, sobretodo si se trataba de Milo.

[Text]: Respondo a tus preguntas. Primero: Usé temporizador automático. Lo que origina otra pregunta: ¿Estas celoso acaso? Y segundo: Tu propuesta es interesante. ¿Es la respuesta a lo que quieres hacer después de recibir lo que te envié?

-Imbécil… -Dejo escapar entre sonrisas mientras leía la respuesta de Camus.

[TEXT]: Si, estoy celoso. Como todo pseudofotógrafo soy celoso con mis modelos. (viene en el manual de pseudofotografos, apartado II, regla 123. Celar modelos)  Segundo: Es solo una parte de lo quiero hacer. 

Nuevamente sonreía al leer el mensaje. Las ocurrencias del otro siempre tenían ese efecto en el y como tal, gustaba de seguirlo en sus planes.

[Text]: Me gustaría leer dicho manual y comprobar lo que dices. En lo que respecta a lo otro, tengo interés en saber cual es la otra parte de lo que quieres hacer. 

Reía de molestia o de felicidad, no estaba seguro. Posiblemente un poco de ambos, posiblemente mucho más de lo segundo que de lo primero.

[TEXT 1/2]: El manual es algo privado pues somos una sociedad muy cerrada, no dejamos que cualquiera lo lea, tendrías que convertirte en uno de nosotros pero la iniciación es complicada y como ya eres modelo, no puedes ser también pseudofotografo [Apartado III. Regla 12]… [Parte I del mensaje]

[TEXT 2/2]: ¿Prefieres que te lo diga o que te lo demuestre cuando nos veamos

camus-du-verseau

Sus dedos indice y pulgar se posaron en su mentón, mientras leía el mensaje. La imaginación y el humor de Milo siempre le impresionaban, pero afortunadamente el francés encontraba gracia a sus juegos, algo que no admitía directamente, pero la evidencia lo demostraba

[Text 1]: Es una lastima, pero al parecer rompiste el voto de confianza de dicha sociedad al revelarme dos apartados con sus respectivas reglas. 

En ese instante llegó a su teléfono el segundo mensaje, en el que esbozo una pequeña sonrisa

[Text 2]: Prefiero que me convenzas primero de ir hacia ti, mon petit scorpion. No dije que seria facil.

milo-scorpion

camus-du-verseau asked:
-Milo -Camus tocó tres veces la puerta de la habitación del otro, esperando una respuesta pronta en silencio -

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

milo-scorpion:

-Esta abierto, pasa. -Dijo sin levantarse de su lugar pero si pasando sus piernas bajo su cuerpo para quedar sentado sobre la cama frente a la luminiscente pantalla de television.

 

♏ Previamente 

Le sonrió ladino ante la sonrisa del otro, no pudo evitar inhalar pesadamente al sentir los labios del otro en tan erógena parte y los sonidos que emitía solo para él le arrebatan la poca cordura que podía quedar en su ser. Pasó ambas manos bajo Camus para poder rodearlo con sus propios brazos y así, recorrer con su tacto su espalda hasta llegar al hombro desnudo que cercano se encontraba como un llamado a ser tomado, una invitación que aceptó al aferrarse a él con dedos y labios para probar con ellos y depositar besos en la piel del francés.

Un suspiró escapó de sus labios al reconocer su piel los labios que se adueñaban de aquella zona con besos que despertaban cada nervio, estremeciendole, provocandole sensaciones que estimulaban su libido. Milo parecía conocerle bien, sabia que hacer exactamente para encender el deseo de tener mas de el. Sus manos tomaron los bordes de la camisa del otro, y al dirigirle aquella dulce mirada que mezclaba ternura y lujuria en una sola, comenzó a dejar besos y sutiles mordidas en su abdomen

No pudo evitarlo. Dejó escapar un gemido, apretó la mandíbula para acallarlo y afianzó fuertemente su agarre en el hombro del otro al sentir los dientes del Francés cerrarse entre  su piel, esas muestras de deseo encarnado que el otro delataba eran la exquisitez que llevaba sus sentidos a la perdición, a la locura, al desenfreno  que provocaba en él  un anhelo por saciar  su piel y sentidos con algo que solo el otro podía ofrecerle. 

camus-du-verseau

Deseo, era lo unico a lo que Camus de Acuario se dedicaba a sentir con cada beso repartido en la piel de Milo, apetecible para el. Aquel gemido era mas que satisfactorio para el. Anhelaba con escucharlo gemir por causa de el. Quería mas. Quería tocarlo, besarlo, probarlo, hacerlo gemir y jadear aun mas. Sus mas bajos instintos despiertos a causa del dulce encanto del griego le hacían morir de locura, despertando al incubo dormido en el, para arrastrarlo con el en aquella vorágine de deliciosa concupiscencia en la que ambos disfrutaban uno del otro

Pronto, aquella extensión de piel se hizo insuficiente, deteniendo sus labios, incorporándose para mirar a su amante a los ojos, atrapando con sus manos parte de la camisa de este.

-Quiero verte, por completo -Habló en un susurro, con una suave sonrisa en sus labios.

milo-scorpion

Anónimo asked:
24 hrs. M!A . Dientes

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

Dientes: ¡Tu personaje se convertirá en un vampiro deseos@ de beber la sangre de quien se le acerque! ..No, no brilla en el sol, por Dios.

Salió de la ducha. Imperturbable, se vistió y trato de buscar su reflejo en el espejo, pero este no estaba. Su garganta reseca, no le preocupaba, eso lo arreglaria luego. Acomodó lo que le faltaba y fue en busqueda de Milo para aquella salida a la cual estaba retrasado.

Source

> Previamente <

Su tacto le enloqueció, se cansó de esperar; quería o más bien, necesitaba más de él. Mientras el otro hacia lo propio con la tela que les separaba, Milo afianzó su agarre alrededor del francés para al tenerlo entre sus brazos y su Cuerpo, esconder el rostro en la clavícula de él, aspirar su aroma, apretar los dientes y con labios recorrer casi frenéticamente el cuello, a la par de su propia mano que tras la nuca del del acuario le acercaba a el.

Un gemido surgió de sus labios al sentir la humedad y la calidez de los labios de Milo sobre su gélida piel, entrecerrando sus ojos, poniendo en peligro lo poco que queda de su temple, corrompiendo sus propias barreras para dejarse hacer y deshacer por el griego, sin oponer resistencia a su agarre. Encontró regocijo y satisfacción entre los brazos del otro, mientras su mano exploraba con suaves caricias el pecho desnudo que los botones despojados le permitieron descubrir, hasta descender a su abdomen

El gemido que abandonó los labios de Camus y llegó hasta sus oídos fue una invitación que se tomó el lujo de aceptar. Ese simple gesto, esa simple reacción y demostración de lo que provocaba en el otro le incitaba a continuar, a recorrerlo por completo hasta saciarse de él. Deslizó sus dedos entre las azules hebras del cabello que caía sobre la espalda del galo mientras recorría la misma con sus manos en un intento de, en aquella pared contra la que estaba recargado por el cuerpo del francés, lograr aferrarse aún más a él.

Sin romper la estimulante caricia del helado tacto sobre su abdomen, sus labios abandonaron el cuello para con ayuda casi frenetica de su mano derecha hacerse paso entre la tela que cubría el hombro del de Acuario para  lograr probarlo con sus labios.

Un suspiro arrancó de sus labios el húmedo y cálido tacto del griego sobre su piel. Le hizo anhelarlo con mayor fuerza, con un deseo indómito. Los papeles amenazaban con cambiar en el momento en que Camus descubrió parte de su piel, dejando el otro hombro y su pecho al descubierto, a disposición de Milo y de la exquisitez de sus labios, que le incitaban

-Milo…-Susurro por lo bajo, solo para que el otro lo escuchara, mientras aquella mano que acariciaba su abdomen descendia descaradamente hacia su pantalon, en busqueda de un boton que lo ayudara en su objetivo

Sonrío entre sus labios y la piel del otro, escucharle pronunciar su nombre electrizo sus sentidos, llevo su mente al divago entre el recorrer cada centímetro de la piel del francés y el anhelo de volver a convocar su nombre en los labios de su pareja. En busca de ese objetivo y sin intenciones de frenar las manos aventuradas que descendían por su cuerpo, recorrió con labios dejando una estela de besos y caricias, de pasión desbordada y tacto húmedo de su lengua sobre la clavícula y cuello de su amante para después descender hacia el pecho permitiéndose saborearlo y encajar ligeramente los dientes de vez en vez en la piel del francés.

camus-du-verseau

Jadeos cortos acompañados de suaves gemidos escapaban de sus labios deseosos. Su corazón palpitaba con fuerza y rapidez al mismo tiempo que su respiración se entrecortaba con cada nueva sensación que las marcas del escorpión dejaban sobre su eburnea piel. Sentía como su piel ardía deliciosamente ante el deseo de obtener mas de sus labios. Nuevamente el griego le tenia solicito, hambriento de lujuria. Sus manos cambiaron de rumbo momentáneamente, rodeando la cintura del otro, acariciando con astucia su cintura. Una de sus manos comenzó el descenso por la baja espalda del griego hasta llegar un poco mas abajo de esta, probando con su propia piel el tacto de la tela que cubría aquella suave zona del cuerpo del melio.

milo-scorpion

camus-du-verseau asked:
What's this?

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau

Send “What’s this?” And I will generate a number to see what item your muse has found in mine’s belongings.

38. A Snowglobe

El sonido rasposo de la primera letra del alfabeto fue lo único que abandono los labios de Milo como respuesta a la pregunta del francés; en su mano sostenía la esfera de nieve que había comprado en un momento de autodenominada “debilidad”. Era una tontería que había decidido jamás contar a nadie y ahora el motivo por el cual la compro la sostenía en su mano. –Un globo de nieve –Ironizo para restarle importancia a la vez que estiró la mano para intentar arrebatársela. 

La palma de su mano abarcaba completamente la esfera cristalina, cuyos puntos escarchados revoloteaban alrededor de la misma, recreando el elemento que dominaba a la perfección

-Eso es lo que veo. No sabia que te gustaban este tipo de cosas- Mencionó agitando un poco la pequeña esfera al pasarla a su otra mano.

image

-Cálmate, no le haré nada. Pero a juzgar por tu exasperación diría que algo significa para ti 

-Sí, sí, lo quieras. –Estiró su mano extendida hacia el francés. - ¿Me la das?

image

-¿Acaso te cuesta decirme por qué cuidas con tanto recelo esto?

image

Rió nasalmente antes de responder intentando no dar importancia al objeto en cuestión.-; Es solo una esfera de nieve que compre porque no tenía nada más en que gastar mi dinero.  

image

-Es un curioso objeto, debo decir

image

-¿Te importa si me lo quedo?- Preguntó agitando la esfera que captaba su atencion

-Si -Tragó gordo y suspiró con pesadez antes de confesar.- no te lo puedo dar por que tu puedes recrear esa nieve a tu antojo pero cuanto no estes yo no podre hacerlo. 

image

-Entonces es eso -Por dentro podía sentir como su pecho adquiría pesadez por el tono y la expresión de las palabras dichas por el griego. Se acercó a el y tomó su mano, poniendo la esfera de nieve en esta

-¿Y si creara nieve que pudiese caer en mi ausencia?

hace 2 días |  via |  source | 8
camus-du-verseau asked:
What's this?

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau

Send “What’s this?” And I will generate a number to see what item your muse has found in mine’s belongings.

38. A Snowglobe

El sonido rasposo de la primera letra del alfabeto fue lo único que abandono los labios de Milo como respuesta a la pregunta del francés; en su mano sostenía la esfera de nieve que había comprado en un momento de autodenominada “debilidad”. Era una tontería que había decidido jamás contar a nadie y ahora el motivo por el cual la compro la sostenía en su mano. –Un globo de nieve –Ironizo para restarle importancia a la vez que estiró la mano para intentar arrebatársela. 

La palma de su mano abarcaba completamente la esfera cristalina, cuyos puntos escarchados revoloteaban alrededor de la misma, recreando el elemento que dominaba a la perfección

-Eso es lo que veo. No sabia que te gustaban este tipo de cosas- Mencionó agitando un poco la pequeña esfera al pasarla a su otra mano.

image

-Cálmate, no le haré nada. Pero a juzgar por tu exasperación diría que algo significa para ti 

-Sí, sí, lo quieras. –Estiró su mano extendida hacia el francés. - ¿Me la das?

image

-¿Acaso te cuesta decirme por qué cuidas con tanto recelo esto?

image

Rió nasalmente antes de responder intentando no dar importancia al objeto en cuestión.-; Es solo una esfera de nieve que compre porque no tenía nada más en que gastar mi dinero.  

image

-Es un curioso objeto, debo decir

-¿Te importa si me lo quedo?- Preguntó agitando la esfera que captaba su atencion

hace 3 días |  via |  source | 8
camus-du-verseau asked:
What's this?

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau

Send “What’s this?” And I will generate a number to see what item your muse has found in mine’s belongings.

38. A Snowglobe

El sonido rasposo de la primera letra del alfabeto fue lo único que abandono los labios de Milo como respuesta a la pregunta del francés; en su mano sostenía la esfera de nieve que había comprado en un momento de autodenominada “debilidad”. Era una tontería que había decidido jamás contar a nadie y ahora el motivo por el cual la compro la sostenía en su mano. –Un globo de nieve –Ironizo para restarle importancia a la vez que estiró la mano para intentar arrebatársela. 

La palma de su mano abarcaba completamente la esfera cristalina, cuyos puntos escarchados revoloteaban alrededor de la misma, recreando el elemento que dominaba a la perfección

-Eso es lo que veo. No sabia que te gustaban este tipo de cosas- Mencionó agitando un poco la pequeña esfera al pasarla a su otra mano.

image

-Cálmate, no le haré nada. Pero a juzgar por tu exasperación diría que algo significa para ti 

-Sí, sí, lo quieras. –Estiró su mano extendida hacia el francés. - ¿Me la das?

image

-¿Acaso te cuesta decirme por qué cuidas con tanto recelo esto?

hace 3 días |  via |  source | 8

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

Y generaré aleatoriamente un número del 1 al 50 para escoger que harán nuestras muses de la siguiente lista. 

camus-du-verseau

18. Aprender a tocar un instrumento

-¿Bajo o guitarra? –Le preguntó sosteniendo ambos en mano, la idea de formar una banda había estado surcando su cabeza desde hacía semanas, lo había comentado y parecía nadie haberlo tomado en serio más que el mismo, ante la aceptación silenciosa de sus compañeros consiguió los instrumentos necesarios y ahora solo faltaba aprender a tocarlos.

-Y alli se encontraba, pasando por el octavo templo, silencioso como pocas veces. Extrañado, pensó por un momento en revisar los alrededores para asegurarse de que dicha quietud no era producto de un desmayo del griego, pero al llegar a la sala de la parte interior del recinto y encontrar a Milo sano y salvo le tranquilizó, hasta que vió los instrumentos en el mueble, junto al otro

-¿Y esto? -Preguntó enarcando una ceja -¿A quien le guardas los instrumentos?

milo-scorpion

 -          A nosotros, les dije que formaríamos una banda  - Contestó – Había pensando en darte la batería pero llegue a la conclusión de que juntos podíamos tener mayor efecto en las fanáticas –agregó emocionando acercándose a Camus para rodearlo con su brazo por el hombro 

image

Entrecerró su ojo derecho cuando el brazo rodeó su hombro. Inmediatamente vió los instrumentos de reojo y dirigió su mirada al otro. Aun tenia dudas

-¿Dime que bebiste o fumaste ahora que te hizo pensar en esta idea?

camus-du-verseau asked:
What's this?

milo-scorpion:

camus-du-verseau

Send “What’s this?” And I will generate a number to see what item your muse has found in mine’s belongings.

38. A Snowglobe

El sonido rasposo de la primera letra del alfabeto fue lo único que abandono los labios de Milo como respuesta a la pregunta del francés; en su mano sostenía la esfera de nieve que había comprado en un momento de autodenominada “debilidad”. Era una tontería que había decidido jamás contar a nadie y ahora el motivo por el cual la compro la sostenía en su mano. –Un globo de nieve –Ironizo para restarle importancia a la vez que estiró la mano para intentar arrebatársela. 

La palma de su mano abarcaba completamente la esfera cristalina, cuyos puntos escarchados revoloteaban alrededor de la misma, recreando el elemento que dominaba a la perfección

-Eso es lo que veo. No sabia que te gustaban este tipo de cosas- Mencionó agitando un poco la pequeña esfera al pasarla a su otra mano.

-Cálmate, no le haré nada. Pero a juzgar por tu exasperación diría que algo significa para ti 

hace 3 días |  via |  source | 8
Christmas Snowflake
glitter-graphics.com