milo-scorpion asked:
"Muéstrame amor" ;D

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

15. Mi musa le hace una tarta a la tuya

-Estoy aquí. Puedes venir

Fueron las cortas y precisas palabras que el arconte de Acuario utilizó en el breve mensaje de texto que envió aquella tarde, mientras se encontraba sentado en la redonda mesa cubierta por el mantel de encaje. Sobre ésta, una tetera con dos tazas de porcelana se encontraban ubicadas estrategicamente, procurando no opacar el centro de aquel mobiliario. Una tarta humeante permanecia alli mientras Camus permanecia de brazos cruzados, esperando a Escorpio

milo-scorpion

Como invitación que no tardo en rechazar salio de su templo para arribar tras recorrer las escalinatas al onceavo bastión del santuario. Se adentro permitiendose ser guiado por un dulce aroma hacia donde el otro se encontraba. 

Sorprendido por la visión, sonrió complacido y preguntó-; Tendremos una fiesta de te? 

Sus labios esbozaron una pequeña e imperceptible sonrisa, inclinando un poco su cabeza para levantarse de su asiento y caminar hacia la figura de su pareja. Milo lucia complacido con la sorpresa, y eso le complacía

-Podría decirse- Cerca de el, puso su mano en la mejilla derecha del otro, depositando un beso en sus labios -Tal como hace un año…¿Recuerdas?

image

Recibió alegre el beso en sus labios, pero se preocupo saber que había algo que olvidaba y seguramente era importante, se reflejó en los ojos del otro intentando descifrar aquello que debía recordar.-¿En que mes estamos? ¿Agosto? No, no es mi cumpleaños aun falta para el -pensó unos segundos y dudo antes de continuar- Pues… Fin de mes y nos pagaron nuestro sueldo sin descontarme el incidente en Capricornio….-comentó esperando fuera eso pero seguro de que esa no era la razón de tan peculiar detalle de su pareja- ¿No es eso verdad?

image

Entrecerró sus ojos por unos breves segundos al escuchar las respuestas del griego. Se trataba de su PRIMER aniversario como pareja, y el que recordará antes que nada el pago de su salario, provocó en el instintos en los cuales se imaginaba aventando la tarta sobre el pecho del griego con fuerza, manchando su camisa, una de sus favoritas. Deseo que ahogó lanzando una mirada fulminante al otro, girándose para cubrir el pastel

image

-Y es por eso que ya no comerás. Prepárate algo tu mismo.

Intentaba estrujar su memoria descifrando que era aquello olvidado en ella, algo importante sin duda, la mirada de Camus delataba su molestia y la poca disposición a compartir aquello que olía delicioso era la confirmación de su enojo. -Eso es injusto -Le abrazo por la espalda recargando su barbilla en el hombro del otro- me vas a privar de tus dotes culinarios este día? Justo hoy? 

Sin hacer caso a las palabras con aire lastimero del otro, el francés seguía en su labor. El aroma de la tarta se hacia tentador a sus sentidos, probablemente para Milo también

-Tienes razón -Respondió mientras tomaba un cuchillo en la mesa para picar un trozo triangular de aquel delicioso postre y colocarlo en un platillo. -Es injusto que no comas lo que preparé -Con un tenedor picó un pequeño trozo de la tarta del plato, acercándolo hacia el

-Buen intento por esperar que te recuerde la fecha de hoy. Pero no comer es lo que mereces al olvidar la fecha y el motivo de esta tarta- Comió del postre del tenedor, sin mirar al otro 

Abrió quedamente la boca esperando el trozo de pastel que  el otro había cortado, sorpresa mal habida la que se llevo cuando Camus jugo con el solo para vengarse de su descuido y olvido de fechas. - Me podrías dar una pista cuando menos. 

image

Subió una de sus manos hasta el rostro de Camus para entre las yemas de sus dedos presionar las mejillas del francés. - La fecha que olvidaste Milo es…. -Dijo imitando las voz de Camus esperando el otro completara la frase. 

Comió otro bocado de pastel, entrecerrando sus ojos sin prestarle atención, emitiendo un pequeño sonido de agrado hacia la tarta, para señalar al otro de la delicia que se perdía por su propia culpa.

-…Una fecha importante. Al menos para mi- Le respondió, cruzando sus brazos, dejando mitad del pastel en el plato

image

-Te diré si quieres, pero no comerás. Si adivinas, podrás comerte toda la tarta.

Est Immanens. AU.

milo-escorpión:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

♏ Previamente 

El mohín de fastidio en su rostro se endureció aun más ante la inmutabilidad del joven duque frente a sus palabras, cerró su puño sobre la espada que colgaba de su cadera, aquello que le había sido entregado al abandonar su hogar.

-Entonces he de admitir y pedir su disculpa ante mi error al seleccionar términos –respondió altivo y sin el menor rastro de pena en su voz-  no es su nodriza, pero será mi Gran Maestre de turismo.- Agregó al enfocar su mirada y mantenerla firma en el joven durante unos momentos.

Firme su mirada azulada mantenía su altivez y denotaba su molestia, sin el menor rastro de resentimiento giró el rostro despectivamente hacia la puerta, camino hacia ella pasando al duque y haciendo uso de ambas manos abrió la enorme puerta frente a el para conocer aquello que tan celosamente encerraba tras los brocados de oro y plata. 

-Disculpa aceptada, a la que aclaro que preferiría el termino “Maestre de Ceremonias” -Respondió inmutable, pese al suave tono de voz que adquirió, permitiendo al joven anticiparse a la que seria la recamara de transición

Los detalles vistos en las puertas se apreciaban por los dinteles y las paredes de la estructura, en la cual se encontraba el mobiliario que un digno joven de la nobleza debía poseer. La amplia y mullida cama estaba vestida con lencería de tonos aquamarinas y blancos, con costuras plateadas, colores que predominaban en toda la habitación. En el pequeño escritorio se encontraba un libro, aun sin abrir. Degel contempló al joven, dándole tiempo de familiarizarse con el lugar, interrumpiendo al cabo de unos minutos, el silencio existente

-Prosiguiendo con la tradición, deberá usted despojarse de las vestimentas que cubren su cuerpo, para cambiarlas por atuendos propios de estas tierras.- Sentenció firme, colocando sus manos detrás de su espalda al mismo tiempo que dos monjes ingresaban a la habitación. 

Sus orbes añil recorrieron deslumbrados la habitación a su alrededor, la elegancia de ella era otra distinta a la que estaba acostumbrado y comparándola con esta nueva recordaba su calidez y ostentosidad, recordaba el poder que emitía y a la vez la tempestad. Esta nueva provocaba en el otro sentir, esta nueva destilaba misticismo y pureza, elegancia y una extraña frescura que le envolvía y provocaba en el olvidar por unos momentos a su interlocutor permitiéndose recorrer con pasos calmos y la mirada enfocada en cada detalle que asombraba e intentaba esconder en su mohín de apatía. En su recorrido se detuvo frente al libro sobre el escritorio, con sus yemas recorrió la portada sintiendo los bordes en ella remarcados pero evitando a toda costa el abrir y descifrar lo que sus hojas proclamaban.

Las palabras del joven duque le alarmaron los sentidos.-¿Disculpe? - una sorpresa tras otra y el solo podía molestarse aún más cuando cada nueva, inesperada y desconocida cosa sucedía, provocando en esta ocasión que la calma que le había rodeado por unos minutos se viera convertida nuevamente en molestia al ser sorprendido por la inesperada revelación. Dio dos pasos rápidos para colocarse de frente a él y lograr así alejarse de la mano que invadió su espacio personal, los pasos de los monjes provocaron que dirigiera su mirada hacia ellos, les vio caminar y colocarse uno al lado de otro detrás del joven duque, parecía que entre los tres querrían formar un flanco y evitar su segura huida- ¿Para qué están ellos aquí? –Firme y colérico, exigió una respuesta. 

camus-du-verseau

-Ellos lo ayudaran a cambiarse Lord Milo. Si es que así lo dispone -Pronunció un firme Degel, quien permanecía en su lugar, sin inmutarse pese a la reacción inesperada de su futuro cuñado ante el desconocimiento de aquellas normas, naturales para el, pero para un extranjero, podrían considerarse extremas, e incluso absurdas.

-Debe cumplir la tradición. Es su elección si desea que se le ayude a imponerse las ropas de la casa Saadalsud. De la misma forma, puede usted hacerlo solo, pero debe ser visto en el proceso por un integrante real de la casa. Dicho de esta forma, debo presenciar el cambio de su vestimenta -Sentenció nuevamente, acomodando los anteojos que descansaban sobre sus ojos violetas. 

milo-scorpion

Nuestra Dulce Espera

mia-scorpion:

camus-du-verseau:

Primer mes:

-Mia, se hace tarde –Repitió Camus desde el mueble en el cual se encontraba sentado, por enésima vez mientras esperaba por la joven, quien aún no terminaba de arreglarse. El francés nunca logró entender por qué las mujeres, incluyendo los caballeros femeninos demoraban tanto tiempo en vestirse y mostrarse presentables. Pero así era Mia, y era un detalle que formaba parte de aquella peculiar joven que había captado su atención y tomado su corazón, poniéndole de un inevitable buen humor al esbozar una pequeña sonrisa en su rostro.

Exhalo y se incorporó, caminando unos cuantos pasos hasta llegar a la habitación donde ella, aun escogía lo que usaría para la primera cita con el obstetra. Camus contempló el bello rostro de su amada, y luego su vientre plano, pensando en la forma que adoptaría con el pasar de los meses, para albergar a esa pequeña criatura que tendría un poco de ambos. Su hijo, pensó. Aun le era increíble pensar que de ahora en adelante, serían una familia, y que él se convertiría en padre, algo que, dado a su destino como caballero, era imposible imaginar. El futuro era incierto, pero finalmente tenía algo que podía considerar como suyo, una familia. De brazos cruzados aclaró su voz  para que su amada, y la razón por la que se encontraba agradecido con Athena y su destino, pudiese notarlo

-Llevamos 15 minutos de retraso y no te has vestido. Lo que uses te quedará bien –Dijo sin medir sus palabras. La impaciencia comenzaba a hacer mella en el francés.

Estaba feliz, estaba emocionada, estaba exaltada, todo estaba por cambiar y sus manos temblaban ligeramente de pensar en lo que sucedería esa tarde durante la cita que tenían agendada. No podía creer lo que en vientre crecía, era irreal el pensar que albergaba una criatura, era imposible pensar que se convertiría en madre y una persona dependería de ella para su cuidado. Se mordió ligeramente el labio inferior intentando calmar sus nervios, el simple hecho de pensarse a sí misma como madre le asustaba, no dudaba en lo más mínimo de la capacidad de Camus para estar ahí para el hijo de ambos y ser un padre ejemplar, pero sin duda dudaba de la capacidad de ella misma para ser un ejemplo a seguir de la pequeña criatura que llegaría a sus vidas.

Estaba feliz, pero a la vez asustada, no sabía qué futuro les deparaba pero había un pequeño o pequeña, dentro de ella a la cual debía recibir con cariño y cuidados;  un ser fruto del amor que se profesaban entre Camus de Acuario y Mia de Escorpio.  

Llevo su mano a su vientre, sintió sus ojos arder ligeramente e inhalo profundamente antes de calmar la mirada y volverla hacia el armario donde guardaba la ropa para buscar entre sus gabinetes y ganchos lo que usuaria para salir.  Aun con su mirada fija en las opciones de prendas que frente a ella se encontraban no lograba dar con algo que pudiera servir para la ocasión, sentía que todo en ese armario era demasiado informal e inmaduro para la cita a la que se presentarían, su mente divagaba entre las opciones y su reciente inseguridad hasta que la voz de quien amaba le regreso a la realidad.

Giró la mirada para encontrarlo de pie con brazos cruzados, el gesto en su rostro develaba la impaciencia que sentía misma que no pasó desapercibida para ella.  Sonrió para el mientras intentaba calmar sus nervios y esconderlos de quien tenía al frente-  Gracias por el cumplido -Contestó vanidosa- mas no sé qué ponerme, todo lo que tengo es demasiado informal.

Camus notó el trasfondo de las palabras tras la sonrisa que Mia le otorgaba. La conocía muy bien para saber lo que por su mente pasaba. Le notó diferente desde aquel día en que, con la prueba en sus manos temblorosas, le confirmo que efectivamente, serian padres. Recordó calmarla al poner sus manos sobre las de ellas, depositando un beso en ellas, reiterándole que estaría a su lado, para cuidar de ella y de su hijo, cuya espera aguardaba con una dicha inusitada. Mia se encontraba nerviosa, y eso significaba que la llegada de su hijo se había convertido en algo que cambiaría su vida, pero que le importaba tanto como para preocuparse. 

Se acercó a la cama donde algunas prendas estaban tiradas. Removió algunas, tomo una azul celeste sin mangas, y se aproximo hacia ella, sin perder de vista el azul de sus ojos

-Será la primera cita con la obstetra, no una entrevista laboral.-Refirió Camus, sin cuidar el tacto de sus palabras, algo que corrigió de inmediato -Ella no lo notará -Extendió la blusa que tenia en sus manos, mostrándosela a su amada, mirándola no con impaciencia, sino con la calma que quería transmitirle

-Te ayudare a vestirte, permiteme tu brazo -Soltó con un tono de voz que combinaba en parte lo serio con lo juguetón 

afrodita-de-piscis asked:
-Por desgracias ajenas a su voluntad se vio en la necesidad de visitar de forma interesada suavemente entumecido por la escarcha el gelidar donde el carámbano de su vecino residía-"Haz el favor de llenarme este cubo de hielo para poder marcharme de este insoportable lugar y no tener que soportarte"

El onceavo guardián observó extrañado la reacción de su vecino ante la temperatura que caracterizaba el templo circular, bastante conocido por las altas temperaturas a las cual el Mago de los Hielos mantenía el lugar. Exhaló sin mostrar reacción ante el favor solicitado ante el otro, dispuesto a darle mas que una cubeta de hielos

-Se dice “Buenas noches” Afrodita. -Habló con firmeza -Tu reacción es un poco exagerada. Pero no soy el único caballero con un refrigerador en su casa.

afrodita-de-piscis

hace 22 horas | 4
camus-du-verseau asked:
“Love Me” [Cosas fluffies *u*]

milo-scorpion:

camus-du-verseau

Leave a “Love Me” in my ask, and I’ll write a fluffy drabble about our characters. [Espero no sea demasiado  nena xD]

Esa mañana despertó con un cumulo de sensaciones alojadas en su pecho, se sentía extraño y fuera de sí, sentía la necesidad de estar junto a quien amaba y abrazarle para fundirse con él. Aun recordaba aquella última noche que habían pasado juntos antes de la batalla contra los caballero de bronce, aquella noche y los resultados de la batalla de vez en cuando jugaban trucos con su memoria y sus sueños, quizá fue eso lo que le hiso abandonar el templo del escorpión con premura para encaminarse hacia el onceavo bastión del santuario de Athena.

Su pecho estrujado anhelaba ver a Camus y comprobar que sus sueños eran solo eso, efímeros y sin sentido. Se sentía como un niño tonto que se aferraba a alguien por amor pero no podía hacer nada al respecto, desearía el poder despegarse de ese sentimiento que le ablandecía pero jamás se lo permitiría, el calor en su pecho era una obsesión y si para confirmar  que la persona que provocaba ese sentir se encontraba a salvo debía recorrer los templos como desesperado, lo haría ante las miradas de los otros; temía el volver a perderlo.

Sin avisar y olvidando toda formalidad y control se adentró al templo de acuario, la mirada tambaleante buscaba a su guardián, temía volver a verlo como antes había pasado; tendido y con el pulso muerto.

Recorrió con paso firme y apresurado cada lugar y estancia hasta que dé pie frente a él le vio; su sonrisa se ensancho, sus ojos inclusive ardieron intentando controlar lo que amenazaba con fluir de ellos.

Camus giró la mirada para encontrase con Milo de pie frente al umbral de la cocina, se miraba agitado, quizá un poco descolocado, pero la sonrisa que mostraba era una llena de alegría.-; ¿Despierto tan temprano? -Preguntó a manera de saludo, más la respuesta nunca llego a sus oídos, se sorprendió al verse abrazado fuertemente por los brazos de escorpio quien recargaba su cabeza y la escondía en el hombro de el.- Milo, ¿Qué sucede?

-Nada. –Contestó Milo levantando su cabeza del hombro de Camus, mostro su sonrisa para el para después besar sus labios- Es solo que quise comprobar la colonia que usas, fines de una apuesta con Aioria. Parece que ganaré. –Agregó bromista y alegre escondiendo la verdad tras sus acciones. - ¿Te parece si ya que estoy aquí desayunamos?

Sorprendido por la actitud de Milo enarcó una de sus cejas al mirarle sin comprender, pero la sonrisa y el aura de alegría que desbordaba el otro era un tanto atrayente. – No hay respuesta que de que haga te vayas, así que desayunemos.  

-Perfecto –Agregó sin soltarle- veremos que tan bien cocinas conmigo pegado a ti.

-¿Es otra apuesta? –Camus preguntó.

-Podemos tomarla como tal. –contestó contento, el sueño había sido solo eso, un recuerdo de tiempos pasados y anhelos que se vuelven realidad. Besó sus labios una vez más- Vamos a que cocines.-Dijo dando la vuelta alrededor del cuerpo de Camus sin despegarse nunca para abrazarle por la espalda.

Camus soltó un bufido escondiendo la pequeña sonrisa que se asomaba en su rostro, se alegraba de las espontaneidades de su pareja, era algo que podía iluminar su día por lo cual estaba agradecido y feliz, por eso y por poder sentir el calor de Milo rodeando su piel. 

[No sabes como me ENCANTA! FASCINA Y MARAVILLA!!!!! 

Siempre escribes tan hermoso y los describes de una manera tan maravillosa, tan perfectos como los imagino en mi mente. ¿Que mas puedo decirte? Es sublime!

Excepcional! Es la medida perfecta de dulzura de ellos! Es una píldora de felicidad *u*

Gracias linda ]

milo-scorpion asked:
"Muéstrame amor" ;D

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

15. Mi musa le hace una tarta a la tuya

-Estoy aquí. Puedes venir

Fueron las cortas y precisas palabras que el arconte de Acuario utilizó en el breve mensaje de texto que envió aquella tarde, mientras se encontraba sentado en la redonda mesa cubierta por el mantel de encaje. Sobre ésta, una tetera con dos tazas de porcelana se encontraban ubicadas estrategicamente, procurando no opacar el centro de aquel mobiliario. Una tarta humeante permanecia alli mientras Camus permanecia de brazos cruzados, esperando a Escorpio

milo-scorpion

Como invitación que no tardo en rechazar salio de su templo para arribar tras recorrer las escalinatas al onceavo bastión del santuario. Se adentro permitiendose ser guiado por un dulce aroma hacia donde el otro se encontraba. 

Sorprendido por la visión, sonrió complacido y preguntó-; Tendremos una fiesta de te? 

Sus labios esbozaron una pequeña e imperceptible sonrisa, inclinando un poco su cabeza para levantarse de su asiento y caminar hacia la figura de su pareja. Milo lucia complacido con la sorpresa, y eso le complacía

-Podría decirse- Cerca de el, puso su mano en la mejilla derecha del otro, depositando un beso en sus labios -Tal como hace un año…¿Recuerdas?

image

Recibió alegre el beso en sus labios, pero se preocupo saber que había algo que olvidaba y seguramente era importante, se reflejó en los ojos del otro intentando descifrar aquello que debía recordar.-¿En que mes estamos? ¿Agosto? No, no es mi cumpleaños aun falta para el -pensó unos segundos y dudo antes de continuar- Pues… Fin de mes y nos pagaron nuestro sueldo sin descontarme el incidente en Capricornio….-comentó esperando fuera eso pero seguro de que esa no era la razón de tan peculiar detalle de su pareja- ¿No es eso verdad?

image

Entrecerró sus ojos por unos breves segundos al escuchar las respuestas del griego. Se trataba de su PRIMER aniversario como pareja, y el que recordará antes que nada el pago de su salario, provocó en el instintos en los cuales se imaginaba aventando la tarta sobre el pecho del griego con fuerza, manchando su camisa, una de sus favoritas. Deseo que ahogó lanzando una mirada fulminante al otro, girándose para cubrir el pastel

image

-Y es por eso que ya no comerás. Prepárate algo tu mismo.

Intentaba estrujar su memoria descifrando que era aquello olvidado en ella, algo importante sin duda, la mirada de Camus delataba su molestia y la poca disposición a compartir aquello que olía delicioso era la confirmación de su enojo. -Eso es injusto -Le abrazo por la espalda recargando su barbilla en el hombro del otro- me vas a privar de tus dotes culinarios este día? Justo hoy? 

Sin hacer caso a las palabras con aire lastimero del otro, el francés seguía en su labor. El aroma de la tarta se hacia tentador a sus sentidos, probablemente para Milo también

-Tienes razón -Respondió mientras tomaba un cuchillo en la mesa para picar un trozo triangular de aquel delicioso postre y colocarlo en un platillo. -Es injusto que no comas lo que preparé -Con un tenedor picó un pequeño trozo de la tarta del plato, acercándolo hacia el

-Buen intento por esperar que te recuerde la fecha de hoy. Pero no comer es lo que mereces al olvidar la fecha y el motivo de esta tarta- Comió del postre del tenedor, sin mirar al otro 

milo-scorpion asked:
TORTA

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

ASK MEME — Distintas formas de decirle a tu pareja que será padre o a un pariente que un integrante formará parte de la familia pronto.

milo-scorpion

Todo estaba planeado. Y aunque Camus ignoraba lo que su pareja hacia durante aquellos días en los que se ausentó por motivos de una misión, a su regreso se hizo extraño el encontrar su templo ornamentado con detalles peculiares, junto a una mesa rectangular repleta de dulces, pastelillos, los cuales eran mínimos en comparación al centro de mesa, en donde una caja hacia acto de presencia. Alimentado por su curiosidad, el francés la abrió, encontrando sus ojos una sorpresa inesperada.

"Era acaso posible que…?"

-Milo -Hablo Camus al sentir el cosmos del griego aproximándose -Al parecer trajiste el pastel de alguien mas 

-Es que no es ni para ti ni para mi. -Contestó a sus espaldas mientras en sus brazos cargaba al nuevo habitante del santuario, un pequeño de un año, cabello peliazul y ojos grandes, brillantes y celestes. La misión a la que había partido no había sido ninguna que pudiese poner en riesgo su vida, había sido una en cual volvería con alguien que formaría parte de la vida de ambos de ahora en delante.- No seas grosero, quiere conocerte. -Agregó feliz. 

image

Dudoso, enarcó una ceja, advirtiendo que podía tratarse de una broma quizás, y que el infante seria hijo quizás de alguien conocido para ellos. Ser padre era una expectativa que invadía sus pensamientos con un poco de frecuencia, pero no imaginó que Milo le sorprendería de tal manera.  Se aproximó un poco a ellos, mirando la sonrisa de su pareja y luego enfocando su vista en los ojos de la delicada criatura que sostenía en sus brazos y chupaba los deditos de su mano. El bebe, curioso, respondió de la misma forma al contacto visual, sonriendo risueño.

-El bebe -Respondió al cabo de dos minutos -Permitemelo- Separó un poco sus brazos para recibir al niño

Sonrió alegre ante su reaccion.Engel -Aclaro para Camus- Se llama Engel. -Repitió al depositar a tan tierna personita en los brazos del otro.

Tomó al pequeño infante en sus brazos con mucho cuidado, usando una de sus manos para sostener su espalda, mientras apoyaba su cuerpecito con su brazo. Inmediatamente sintió la calidez que el bebe emanaba

-Con que Engel ¿No es así?- Preguntó el francés al pequeño de ojos celestes que lo miraba -Es un gusto, mi nombre es Camus- No había terminado de decir esto cuando la suavidad de la manito que el bebé colocó en su mejilla provoco un poco de calor en su rostro, suavizando sus facciones, para mirar a Milo y mostrar una suave sonrisa, que expresaba amor, dicha y agradecimiento hacia el otro

Al cabo de unos segundos, su expresion regresó a la normalidad

-Mi pregunta es ¿Como hiciste esto sin yo saberlo? La agencia dijo que el proceso tardaría al menos dos años.

milo-scorpion asked:
"Muéstrame amor" ;D

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

15. Mi musa le hace una tarta a la tuya

-Estoy aquí. Puedes venir

Fueron las cortas y precisas palabras que el arconte de Acuario utilizó en el breve mensaje de texto que envió aquella tarde, mientras se encontraba sentado en la redonda mesa cubierta por el mantel de encaje. Sobre ésta, una tetera con dos tazas de porcelana se encontraban ubicadas estrategicamente, procurando no opacar el centro de aquel mobiliario. Una tarta humeante permanecia alli mientras Camus permanecia de brazos cruzados, esperando a Escorpio

milo-scorpion

Como invitación que no tardo en rechazar salio de su templo para arribar tras recorrer las escalinatas al onceavo bastión del santuario. Se adentro permitiendose ser guiado por un dulce aroma hacia donde el otro se encontraba. 

Sorprendido por la visión, sonrió complacido y preguntó-; Tendremos una fiesta de te? 

Sus labios esbozaron una pequeña e imperceptible sonrisa, inclinando un poco su cabeza para levantarse de su asiento y caminar hacia la figura de su pareja. Milo lucia complacido con la sorpresa, y eso le complacía

-Podría decirse- Cerca de el, puso su mano en la mejilla derecha del otro, depositando un beso en sus labios -Tal como hace un año…¿Recuerdas?

image

Recibió alegre el beso en sus labios, pero se preocupo saber que había algo que olvidaba y seguramente era importante, se reflejó en los ojos del otro intentando descifrar aquello que debía recordar.-¿En que mes estamos? ¿Agosto? No, no es mi cumpleaños aun falta para el -pensó unos segundos y dudo antes de continuar- Pues… Fin de mes y nos pagaron nuestro sueldo sin descontarme el incidente en Capricornio….-comentó esperando fuera eso pero seguro de que esa no era la razón de tan peculiar detalle de su pareja- ¿No es eso verdad?

image

Entrecerró sus ojos por unos breves segundos al escuchar las respuestas del griego. Se trataba de su PRIMER aniversario como pareja, y el que recordará antes que nada el pago de su salario, provocó en el instintos en los cuales se imaginaba aventando la tarta sobre el pecho del griego con fuerza, manchando su camisa, una de sus favoritas. Deseo que ahogó lanzando una mirada fulminante al otro, girándose para cubrir el pastel

image

-Y es por eso que ya no comerás. Prepárate algo tu mismo.

milo-scorpion asked:
TORTA

milo-scorpion:

camus-du-verseau:

ASK MEME — Distintas formas de decirle a tu pareja que será padre o a un pariente que un integrante formará parte de la familia pronto.

milo-scorpion

Todo estaba planeado. Y aunque Camus ignoraba lo que su pareja hacia durante aquellos días en los que se ausentó por motivos de una misión, a su regreso se hizo extraño el encontrar su templo ornamentado con detalles peculiares, junto a una mesa rectangular repleta de dulces, pastelillos, los cuales eran mínimos en comparación al centro de mesa, en donde una caja hacia acto de presencia. Alimentado por su curiosidad, el francés la abrió, encontrando sus ojos una sorpresa inesperada.

"Era acaso posible que…?"

-Milo -Hablo Camus al sentir el cosmos del griego aproximándose -Al parecer trajiste el pastel de alguien mas 

-Es que no es ni para ti ni para mi. -Contestó a sus espaldas mientras en sus brazos cargaba al nuevo habitante del santuario, un pequeño de un año, cabello peliazul y ojos grandes, brillantes y celestes. La misión a la que había partido no había sido ninguna que pudiese poner en riesgo su vida, había sido una en cual volvería con alguien que formaría parte de la vida de ambos de ahora en delante.- No seas grosero, quiere conocerte. -Agregó feliz. 

image

Dudoso, enarcó una ceja, advirtiendo que podía tratarse de una broma quizás, y que el infante seria hijo quizás de alguien conocido para ellos. Ser padre era una expectativa que invadía sus pensamientos con un poco de frecuencia, pero no imaginó que Milo le sorprendería de tal manera.  Se aproximó un poco a ellos, mirando la sonrisa de su pareja y luego enfocando su vista en los ojos de la delicada criatura que sostenía en sus brazos y chupaba los deditos de su mano. El bebe, curioso, respondió de la misma forma al contacto visual, sonriendo risueño.

-El bebe -Respondió al cabo de dos minutos -Permitemelo- Separó un poco sus brazos para recibir al niño

aqualianbird asked:
Hello Camus and Rose =) (>^ ▽^) >

-I apreciate your detail mademoiselle Aqualian

[Dear thank you *u* -lots a hugs- I love you and you know that *u*]

hace 1 día | 0
Christmas Snowflake
glitter-graphics.com